miércoles, 11 de mayo de 2016

Fuera llueve, dentro también... ¿paso a buscarte?



Sinopsis:

¿Cuánto valor hay que tener para querer a alguien que quiere a otra persona?
         Eres para mí el punto de libro que se queda en la página quince, aunque haya acabado de leerlo hace una eternidad. El despertador que pongo a las seis para ir al instituto y que en verano me olvido de desconectar. El antivirus cuya ventana se abre cada diez días, a la derecha de la pantalla, para recordarme que hay que actualizarlo, algo que yo simplemente pospongo haciendo clic en <<Recordar dentro de diez días>>.
         ¿Cuántas personas son necesarias para que nos olvidemos el uno del otro?



Opinión personal:
(sin spoilers)
Este ha sido un libro precioso. Primero señalo de antemano que son textos que por la profundidad y la calidad de reflexión  su autor roza la prosa poética. Tiene un estilo muy bello para contar las cosas, para contarnos su historia. Y es que esta es una novela algo/bastante biográfica sobre el autor, ya lo iréis viendo si os atrevéis con la lectura.
         Antonio (como veis, el nombre del autor. Este es solo uno de los guiños hacia su vida personal) empieza esta historia descubriéndonos que su novia le ha dejado por su mejor amigo, que no acaba de adaptarse al nuevo barrio. Y puede parecer cliché, pero es la forma en la que deja desangrar su corazón sobre esas páginas lo que hizo que llorase en la primera página. Además, también ayudó que cada texto, que encima son muy cortitos y eso agiliza la lectura, está precedido por una canción que simboliza lo que nos está relatándonos en esas páginas. Y yo puse los cascos escuchando la mayoría de las canciones cuando correspondía. De hecho, en Youtube encontré poniendo una canción que te vinculaba a todo el repertorio de canciones del libro y eso ya fue la gloria.
         Pero... ¿esto es todo?
         No. El libro no solo trata el desamor de un joven, sino que este, Antonio, es angoleño (de nuevo guiño al autor) y por ser negro no solo sufre con su familia el racismo, sino que lo vemos reflejado en cómo le trataban en el colegio, en sus inquietudes... Estos textos es donde Antonio se desahoga y nos cuenta su vida: todas sus historias amorosas, sus amistades, el racismo... Hay unas reflexiones maravillosas sobre la igualdad, que el color de piel no nos hace diferentes, que seguimos teniendo unas mismas necesidades... y siempre con ese estilo tan embaucador y certero.
         En el repertorio de canciones, para que os hagáis una idea nos encontraremos con: Nach, Kase.O, Boys to Men, U2, Nirvana, Tiziano Ferro, Lucio Battisti...
         Luego, respecto al orden cronológico en algunas reseñas están de acuerdo con que es un lío, de repente te habla de él de pequeño, como luego te habla de un consejo que le hizo su padre ya de más mayor. Para mí eso no ha supuesto ningún problema. Como es un libro compuesto por textos que nos van relatando una historia, me ha parecido sumamente realista que en un momento dado nos cuente qué le pasaba de pequeño en el colegio, a que vuelva relatarnos su dolor por su chica y la traición de su mejor amigo en el siguiente texto. Es decir, cuando nos abrimos a otras personas y les relatamos nuestras vidas vemos que hay determinados hechos del pasado que son necesarios para entender tal acción sucedida en el presente. El libro son textos, son reflexiones. Las reflexiones, la mente y el corazón no entienden de linealidad. Y esto, que ha podido entorpecer la lectura para algunos para mí ha sido una forma más del autor de ser más sincero consigo mismo y con sus lectores.
         El único lío con el que me hice fue con ese final. Esa última chica. Tengo mis dudas y estoy deseando que alguien se lo lea para poder comentarlo porque no me quedó muy claro xD. Por lo demás lo recomiendo a quien le interese una lectura de crítica social y también de reflexiones amorosas.





TODAVÍA ESPERO A QUE ME DEVUELVA EL CORAZÓN

No hay comentarios:

Publicar un comentario